lunes, 21 de julio de 2014

Una semana muy algandiana (A very algandian week)

A través de una sociedad ficológica recibí información de un atractivo curso titulado The amazing world of seaweeds: an unforgettable journey from biology to gastronomy que ha organizado la I International Summer School del Campus de Excelencia Internacional Cei.mar. El curso ha contado con algunos especialistas en ficología españoles acompañados de un profesor de la Universidad de Southern Denmark que a la postre resultó ser uno de los mayores y más afamados especialistas en gastronomía de algas y colaborador del celebrado restaurante Noma, el mejor restaurante del mundo según la guía Michelín.
 El profesor Mouritsen ayudado por un participante del curso explicando las propiedades de los carragenatos de Chondrus crispus.

 Ole G. Mouritsen no en vano ha publicado algunos libros increibles como Seaweeds: edible, availabe and sustainable, Suchi food for the eye, the body and the soul o Umami, unlocking the secrets of the fifth taste que explica con detalle el quinto sabor, fruto de la unión de un aminoácido con un nucleótido en la combinación de alimentos bien escogidos.
 Umami (Indbundet)Portada del libro Umami, abriendo la llave del quinto sabor

El curso se acompañó de un par de visitas a enclaves de la provincia de Cádiz en los que se pueden observar numerosas especies de algas: Punta Camorro, en Tarifa, y El Chato, entre Cádiz y San Fernando, junto al famoso ventorrillo que forma parte de la historia de Cádiz desde la invasión napoleónica.

 Un profesor del curso entre los atentos alumnos

Las visitas al intermareal contaron con un material cuidadosamente elaborado por Vanessa González, una increíble dibujante de algas. El curso de verano fue incluso comentado en el tan conocido Diario de Cádiz, gaceta que recoge todos los eventos sociales importantes de la provincia.

Un conseguido algandiano dibujado por Vanessa: en este caso Taonia atomaria.

Y como no, tras dedicar buena parte de una mañana a la identificación de los especímenes en el laboratorio, la Summer School terminó en La Curiosidad de Mauro Barreiro, un restaurante especializado en los menús algandianos donde dimos cuenta de unos suculentísimos platos elaborados con algas del lugar que mezclaban nombres sugerentes como arenas de algas, medusas de Codium, ajoblanco marino con lechuga de mar o papilote de algas. Los platos fueron saboreados umamimamente al grito de !!!UMAMI¡¡¡










Uno de los platos ricos con algas que degustamos en la curiosidad de Mauro.

Creo que todos mis compañeros quedamos muy satisfechos del curso, deseando haber sido suspendidos para repetir en septiembre.








Un estudiante feliz recibe el premio del curso por haberselo comido todo. Los verdejos del lugar animaron el ambiente algandiano.


2 comentarios:

  1. El año que viene a ver si te apuntas, que la semana va a traer muchas y buenas sorpresas.

    ResponderEliminar